Historia

También conocido como Espagneul Bleu de Picardie, el Spaniel Azul de Picardía es un perro cazador de Francia. A finales del siglo XIX, cazadores y perros de Gran Bretaña cruzaron el canal Inglés para cazar en Francia. Los pantanos de Picardie y los montículos de arena de Brittany se convirtieron en los lugares de caza favoritos de varios dueños de Setters y Spaniels. Cuando la cuarentena Británica fue declarada (Prohibiendo el reingreso de los perros a la Gran Bretaña), muchos de los dueños instalaron a sus Setters en granjas de Picardía. Consecuentemente, los Spaniel de Picardía fueron cruzados con Setter ingleses, lo que dio como resultado el Spaniel Azul de Picardía.

Debido al color de su pelaje, fue declarada una raza diferente en el año de 1935. Este perro es excelente para el agua, posee un extraordinario sentido del olfato y le encanta apuntar y el recuperar objetos en el juego. Tiene una actitud incansable y es capaz de recorrer grandes distancias a ritmos constantes.

Constitución fuerte y apariencia de perro grande pero ligero y atlético. Su alzada mínima es de 56 cm y la máxima de 63 cm, las hembras son ligeramente más pequeñas. Los ojos son de color caramelo y tienen una expresión encantadoramente dulce. Las orejas, de inserción baja, se ven adornadas con flecos bastante rizados. Su pecho es profundo y sus piernas son fuertes y bien articuladas.

Caracter

Es vital y osado, pero a la vez paciente y cariñoso. Muy pendiente de sus amos, necesita estar cerca de ellos, y por su mansedumbre, es una mascota muy apropiada para los niños, con los que demuestra una enorme tolerancia y un comportamiento completamente estable. Los niños son los primeros en adaptarse al perro debido a su gentileza y su gusto por el juego. Le gusta mucho vivir dentro de casa y se adapta bien en campo y ciudad. Es una de las razas más fáciles de entrenar. Su amor a la caza es solo comparable con su deseo de complacer al dueño. A pesar de su gentileza, el Azul de Picardía estará pendiente, cuando se necesite, de alertar y defender a sus dueños cuando sea necesario.